Review Final Fantasy XV: Episode Duscae

Analizamos la tan ansiada demo

Review Final Fantasy XV: Episode Duscae

NOTA IMPORTANTE: sí, esto es la review de una demo. Sé que este tipo de “productos” no se deberían de evaluar de la misma forma que juegos finales, por eso este análisis esta escrito siempre teniendo en cuenta su “condición especial”. La nota final está puesta en base a “lo que nos puede ofrecer una demo”, por así decirlo. 

Introducción

Nunca una demo había despertado tanta curiosidad e interés como esta, Final Fantasy XV: Episode Duscae. No al menos desde la demo de Metal Gear Solid 2: Sons of Liberty, y de eso ya ha llovido mucho. Pero esta demo tiene aún más importancia, si tenemos en cuenta el recorrido que ha seguido la producción de esta obra a lo largo de los 9 años que han pasado desde su primer anuncio como Final Fantasy Versus XIII. Muchos temían que el juego, al final, no llegara a buen puerto, y tras cambio de nombre, de motor gráfico, de generación y de director – entre otras cosas -, meterle mano a esta demostración da mucha tranquilidad, ya que podemos comprobar que todo está llegando a su fin y que Final Fantasy XV será una realidad, seguramente en 2016.

He de decir que Final Fantasy XV: Episode Duscae me ha dejado muy buenas impresiones tras completarlo – algo que me ha llevado algo más de tres horas -. Me ha sorprendido gratamente en muchos aspectos, y ha conseguido lo que cualquier demo intenta: dejarme con unas ganas tremendas de catar el juego final. Y como muchas otras demos, tiene bastantes fallos -especialmente técnicos – que previsiblemente intentarán solucionar en el producto final. Comentemos.

Review Final Fantasy XV: Episode Duscae

Historia

Square-Enix ha situado la demo en una parte de la historia libre de spoilers. Noctis y sus compañeros se quedan tirados en la carretera, y para arreglar su coche necesitan una gran suma de guiles. Con el objetivo de pagar la reparación, intentarán aniquilar un gran Behemoth que vive por la zona y cuya cabeza tiene un precio. Una historia simple que sirve de excusa para explorar toda una enorme zona natural – la región de Duscae – con grandes monstruos, bosques, lagos, granjas y carreteras, entre otros. Una región bastante grande a nuestra disposición para explorarla desde el principio. La misión principal es dar caza al Behemoth, pero también habrá otras pequeñas tareas secundarias que nos harán explorar el mapa – también sin historia -.

A pesar de no tener spoilers, la demo ayuda a perfilar perfectamente como será cada miembro del grupo, y podemos conocer también a la secundaria Cidney, la mecánica.

Gráficos

Muchas luces y algunas poquitas sombras en cuanto al apartado gráfico. En líneas generales, estamos claramente ante un juego de nueva generación, y eso es algo que se nota claramente desde el principio gracias al Luminous Engine. Si hay algo que marca la diferencia entre esta generación y la anterior es el tratamiento de la iluminación, y en esto Final Fantasy XV: Episode Duscae cumple con creces. El juego entra por los ojos, con escenarios enormemente abiertos llenos de vegetación, fauna, bosques, lagos, etc. La luz del atardecer está especialmente conseguida, dejándonos estampas para el recuerdo. Los modelados de los personajes es de lo mejor en cuanto al apartado gráfico. No sólo eso, sino también sus animaciones, muy variadas y realistas. La distancia de visionado es decente, aunque es algo que se podría mejorar de cara al juego final. El popping está presente, como en todos los juegos de mundo abierto, pero no de forma preocupante.

Eso sí, aquí vienen los peros – pero tranquilos, que es una demo -. Dos aspectos empañan el resultado final: el framerate y la ausencia de antialiasing. Lo primero se nota claramente en ciertas ocasiones, donde la imagen dará pequeños saltos ante la bajada de frames por segundo. Square-Enix ha prometido 30 fps y 1080p para el juego final, y esta prueba no llega a esos estándares. Esperemos que acaben consigiendo su objetivo. Lo segundo quizás me ha molestado un poco más: la falta de antialiasing hace que muchos objetos se muestren con dientes de sierra – esto se ve claramente en, por ejemplo, vallas y pelos de los personajes -. Para mí, este es el gran defecto gráfico de esta demo, y que espero que solucionen. Otro aspecto que hay que pulir es la calidad de algunas texturas.

Si solucionan esos dos problemas, Final Fantasy XV promete estar en el top de gráficos de consolas de nueva generación.

Review Final Fantasy XV: Episode Duscae

Gameplay

Llegamos a la parte más importante, sin duda alguna. Square-Enix se arriesgaba con el movimiento de convertir en una entrega numerada su Final Fantasy Versus XIII, porque esto conllevaba llevar el action RPG a la saga principal en detrimento de los clásicos turnos. Pero los tiempos cambian, y hay que seguir adelante.Uno de los objetivos principales de esta demo es eliminar de un plumazo las dudas sobre el sistema de combate. Square-Enix ha apostado por un sistema enfocado a la acción con toques roleros que funciona muy bien en la práctica. Es como un Kingdom Hearts más táctico y estratégico.

Una de las claves del combate es esquivar – de hecho, es lo primero que se nos enseña -. En mi caso, se esquiva con L1, acción que gasta PM al utilizarla. Esquivando en ciertos momentos podemos bloquear y contraatacar con ataques poderosos. Con cuadrado pulsado, realizaremos una serie de ataques básicos. ¿Dónde está la chicha? Pues en el sistema de habilidades. Noctis tiene diversas armas que puede asociarla a diversas habilidades. Las armas, además, van subiendo de nivel independientemente. La manera como asociemos esas armas a las habilidades y en como las utilicemos en combate lo determinan todo. Las habilidades se cambian con la cruceta del mando, y se activan pulsando simplemente un botón. También está el movimiento Lux, que nos servirá para teletransportarnos a diversos puntos, incluidos los enemigos. Podemos teletransportarnos a lugares elevados y luego lanzar un ataque desde las alturas. Review Final Fantasy XV: Episode Duscae

Si nos quedamos sin PM, quedamos en un estado temporal en el que sólo podemos utilizar el ataque básico – no podemos cubrirnos -. Si nuestra barra de vida llega a su fin, Noctis no morirá, sino que quedará herido y sin poder hacer nada, hasta que una segunda barra de vida se le agote o hasta que nos curemos – o nos curen -. Si esto les pasa a alguno de nuestros compañeros, bastará con acercarnos y pulsar equis. Pulsando el pad, abriremos un menú en el que podremos cambiar las armas y utilizar objetos con la batalla en pausa.

El sistema de combate tiene algunas cosas que se tendrían que pulir. Lo primero es el sistema de apuntado, que no funciona todo lo bien que tendría. A veces se hace difícil apuntar al enemigo que queremos. Otra cosa que tiene mucho margen de mejora es la cámara, que nos jugará malas pasadas de vez en cuando, sobretodo cuando estemos en medio de una horda de enemigos. También he echado en falta algo más de profundidad en general: aunque es una buena prueba, y el sistema de combate es divertido y bastante adictivo, faltan más posibilidades y técnicas, que espero que estén implementadas en el juego final. Me extraña, por ejemplo, que los botones R2 y L2 no se utilicen para nada.

Pero no es sólo el combate lo que ha cambiado. Final Fantasy XIII fue muy criticado por ser pasillero, y ahora pasamos al Final Fantasy más abierto que jamás haya existido, acercándose al sandbox. Bebiendo de juegos occidentales como The Elder Scrolls o incluso GTA, Final Fantasy XV se contextualiza en un mundo abierto con misiones principales y secundarias, en las que encontramos todos los elementos típicos del género, como indicadores de distancia, y métodos de transporte – esto en el juego final, con Chocobos, coches, etc. -. A pie, podemos esprintar y saltar, además de hacer uso del movimiento Lux. Eso sí, no hay demasiada interactividad con el entorno. Noctis y los suyos no pueden nadar, aunque el director está pensando si poner o no esta habilidad en el juego final – esperemos que sí -.

En Duscae campan a sus anchas diversas especies de animales y monstruos. Muchos sólo nos atacarán si nosotros empezamos, mientras que otros no dudarán en comenzar una batalla. También nos enfrentamos con soldados ciborgs del imperio, que aparecerán aleatoriamente en sus naves de vez en cuando, dando pie a grandes batallas multitudinarias y algunos de los mejores momentos de la demo.

La demo tiene ciclo de día y noche, y los monstruos cambian según la hora del día. Se echan en falta más condiciones climatológicas. La noche es mucho más letal, y en niveles bajos es recomendable buscar un campamento para descansar. Los campamentos son esenciales, pues son la única manera de subir de nivel. Además, la comida que cocinemos nos dará diversas ventajas en el combate a la mañana siguiente. Los campamentos también se utilizarán en el juego final para aprender habilidades. Hay varios repartidos por el mapa. Hay también zonas seguras, en concreto una granja y una gasolinera, donde  podremos interactuar con algunos NPC – aunque muy pocos – y comprar algunas cosas.

FINAL FANTASY XV EPISODE DUSCAE_20150320132352

Sonido

Si hay algo que han tenido todos los grandes Final Fantasy es una buena banda sonora. Pues bien, Final Fantasy XV promete ser grande, porque Yoko Shinomura hace un grandísimo trabajo. De verdad, que la compositora está muy inspirada con todos los temas que hemos podido escuchar en esta demo, empezando con el de menú de inicio, siguiendo con los dos “battle theme”- uno para el día, otro para la noche y las cuevas -, y acabando con el “boss battle”.  Nada que envidiar al gran Nobuo Uematsu. Si yo fuera Square-Enix, ataría a Shinomura para los siguientes Final Fantasy. Espectacular. Lo único que no me ha gustado ha sido la ausencia de banda sonora mientras paseamos por el mapa. No está del todo mal poder escuchar la fauna y el sonido de la naturaleza, pero una pequeña melodía de acompañamiento no habría estado mal.

La demo, al ser universal, viene con voces en japonés y en inglés. Los dos doblajes son de muy buena calidad, aunque la voz de Noctis en inglés no acabe de convencer del todo por alguna razón. En cualquier caso, ninguna pega en este aspecto. Viene con subtítulos en castellano, aunque tiene el pequeño fallo de que vienen desactivados por defectos, y no se pueden activar hasta pasado el tutorial, por lo que la primera escena queda sin subtitular al principio. Algunos diálogos -en batalla, por ejemplo – han quedado sin subtitular, pero tampoco es un gran defecto.

Diversión y duración

Esta demo da para unas 3-4 horas de juego si queremos superar el jefe final. Tiene también algunas misiones secundarias y una cueva. Además, podemos visitar un par de zonas de recreo. El juego muestra muy bien las posibilidades que tendrá el juego final.

Realmente, el juego se siente más como una aventura RPG occidental que como un JRPG, ya que las misiones se van activando y cumpliendo de forma muy natural y libre, con todos los elementos propios de este tipo de juegos, como Skyrim.

Al ser una prueba, algunas posibilidades no están disponibles, como el aprendizaje de habilidades. Se deduce que en el juego final, el sistema de subida de nivel y aprendizaje será mucho mejor. Al menos, en esta demo podemos subir de nivel cuanto queramos.

FINAL FANTASY XV EPISODE DUSCAE_20150320124408

 

Conclusión

Final Fantasy XV: Episode Duscae es una excelente demo que nos deja con muchísimas ganas de que se lance el juego completo. Es una prueba de que Final Fantasy XV será, salvo catástrofe, el mejor título de la saga desde Final Fantasy X. Eso sí, técnicamente, la demo está poco pulida, aunque se muestre gráficamente muy prometedora.

Analizamos la tan ansiada demo NOTA IMPORTANTE: sí, esto es la review de una demo. Sé que este tipo de "productos" no se deberían de evaluar de la misma forma que juegos finales, por eso este análisis esta escrito siempre teniendo en cuenta su "condición especial". La nota final está puesta en base a "lo que nos puede ofrecer una demo", por así decirlo.  Introducción Nunca una demo había despertado tanta curiosidad e interés como esta, Final Fantasy XV: Episode Duscae. No al menos desde la demo de Metal Gear Solid 2: Sons of Liberty, y de eso ya ha llovido mucho.…

Resumen de Reseña

GRÁFICOS: el Luminous Engine nos ofrece gráficos espectaculares, pero la demo tiene problemas de framerate y aliasing.
GAMEPLAY: sistema de combate divertido, fácil de manejar pero difícil de dominar. Todavía tiene cosas por pulir. El Final Fantasy con más libertad hasta la fecha.
SONIDO: OST sencillamente sublime, voces excelentes tanto en japonés como en inglés.
DIVERSIÓN: para ser una demo, dura bastante (3-4 horas) y podemos hacer muchas cosas. Vale la pena.

85/100: muy prometedor

Resumen : Final Fantasy XV: Episode Duscae es una excelente demo que nos deja con muchísimas ganas de que se lance el juego completo. Es una prueba de que Final Fantasy XV será, salvo catástrofe, el mejor título de la saga desde Final Fantasy X. Eso sí, técnicamente, la demo está poco pulida, aunque se muestre gráficamente muy prometedora.

Sobre Juan Diego Galán

Soy administrador y redactor jefe en Mediactivos. Además de gestionar este blog, me dedico a la fotografía, y me encanta el cine, la televisión y los videojuegos.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*