Review de El Ministerio del Tiempo 16: hola Julián, adiós Pacino

‘Tiempo de valientes (II)’

alonso julián los ultimos de filipinas ministerio del tiempo

Alonso y Julián entre los últimos de Filipinas

Capítulo triste de El Ministerio del Tiempo. Decimos adiós a lo que de momento ha sido lo mejor de esta segunda temporada: Pacino. Con la vuelta de Julián el policía de 1981 debe volver a su tiempo con la excusa de estar con su padre en un momento difícil. Para los fans también será difícil, ya que es un personaje al que hemos cogido mucho cariño.

Los episodios 15 y 16 completan la trama central de la segunda temporada con los problemas de Julián en Baler. Después de quedar entre los últimos de Filipinas, Alonso viaja hasta 1899 para liberar a Julián y evitar así alterar la historia.  Esta es una misión secreta para un solo hombre, y la aparición inicial de Alonso es estelar, con un sentido épico muy remarcado. El reencuentro de los dos viajeros del tiempo ha sido también un momento muy emotivo. Pero el momento más duro para Julián, que ha vivido tantos meses con estos soldados, es saber que todos tienen el destino escrito, la historia es la que es.

La acción en la escapada de Julián y Alonso de la iglesia contrasta con las escenas más pausadas y personales del propio Julián con el resto de los soldados. El personaje se siente vinculado con el soldado catalán a quien quiere salvar cueste lo que cueste. La amistad con estos soldados va más allá de la historia, ya que unos simples nombres en un libro son personas que Julián recordará siempre por su valentía, por ser personas normales desmitificadas, con sus problemas y sus preocupaciones personales. Él podría haber sido cualquiera de ellos si hubiera nacido en esa época.

alonso julián amelia pacino ministerio del tiempo

Reencuentro de Amelia y Julián

En el Ministerio del Tiempo las cosas no están mejor. La madre de Pacino quiere separarse de su padre justo cuando éste se jubila. El padre de Pacino pasa de tener esposa y trabajo a no tener nada, y esto lo lleva otra vez a intentar el suicidio. Pacino conoce a su padre, así que vuelve a evitar otra tragedia igual que la que ya evitó en el capítulo 11. Esto le hace ver que tiene que quedarse en 1981 con su padre, así que deja el Ministerio del Tiempo de 2016. Pero antes de irse tiene una cosa pendiente con Amelia; las indirectas han pasado casi a ser directas, hasta el punto que es la propia Amelia quien acude al piso de Pacino. Allí dan el paso que los dos estaban deseando desde hacía tiempo: Pacino descubre la admiración y amor que siente por Amelia, y ella encuentra en Pacino una manera de seguir adelante y olvidarse de Julián. Esto último no es baladí, ya que incluso la tumba de Amelia cambia en el momento en que está con Pacino. Con Julián ella tenía el destino marcado hacia una muerte segura, ahora vuelve a sentirse viva.

En cuanto a Alonso, él también siente el amor en el aire. Recordemos que en el anterior capítulo conocía a Elena en 2016, una abogada que está en contra de los desahucios y que físicamente es clavada a Blanca, su mujer en el siglo XVI. En este episodio, mientras se encuentra con los últimos de Filipinas, tiene un sueño bastante sugerente con Blanca/Elena, lo que nos hace pensar que la historia seguirá adelante en los próximos episodios. Además, el hecho de haber sido detenido por la policía es el pretexto para que Salvador le encargue la misión secreta de ir a buscar a Julián en una escena muy divertida.

La gestión de esta crisis se hace en el Ministerio del Tiempo de 2016 con una baja destacada, la de Ernesto. Es un hombre misterioso, esto sin duda, pero en el capítulo anterior descubrimos que tiene un hijo perdido en el tiempo. Durante este episodio ha recorrido distintas épocas para saber con qué mujer ha tenido el hijo (Have you met Ernesto?” al estilo Barney Stinson). Después de llamar a muchas puertas descubre que su hijo se llama Javier pero su madre murió hace unos meses. Seguro que la trama aparecerá otra vez en el segundo tramo de la temporada.

amelia pacino ministerio del tiempo

Amelia le muestra a Pacino su tumba

Técnicamente hemos visto un capítulo muy bueno a un nivel muy elevado. Es verdad que algunas transiciones entre escenas han sido un poco lentas, pero en general el aspecto técnico ha estado bien cuidado. La anterior semana comentábamos el trabajo de efectos especiales, esta semana lo repetimos porque se recrean unos espacios exteriores muy trabajados. La fotografía ha sido un acierto en todo el episodio, viendo igual que en el pasado capítulo las diferentes texturas entre épocas. Sin embargo, esta semana no hemos visto un trabajo tan acentuado en cuanto a la coloración ni un riesgo semejante a la pasada semana con los planos. Ha habido más diálogos y menos exteriores para lucirse, pero hemos echado de menos algún truco de magia técnico como ya vimos en los primeros capítulos de esta temporada.

Y acabamos recordando que el Ministerio del Tiempo volverá a su emisión dentro de unas semanas. De momento se han emitido 8 capítulos de esta segunda temporada, y los 5 restantes se emitirán más adelante; de momento no hay fecha confirmada para su regreso.

Sobre Aina Marcobal

Soy redactora jefe en Mediactivos. Mi gran pasión es el mundo del arte, tanto el primero como el séptimo. He escrito en diversos blogs sobre cine y series, además de trabajar como periodista local.

Un comentario

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*